Componentes de las cortinas metalicas

Escrito Por En nov 18, 2015 En Blog | 0 comments

Fabricar una cortina metálica no es un trabajo trivial y requiere mucha práctica y experiencia, debido a la cantidad de componentes y materiales que deben ser soldados y ensamblados para construir la cortina. En este artículo mencionaremos todos los componentes de las cortinas metálicas o cortinas enrollables.

Todas las cortinas metálicas o con rollo que se precien de tal, deberán  tener al menos las siguientes características (¡que son bastante obvias!):

  • Deben ser metálicas. O sea, sus telas o paños deben estar conformados por láminas o placas de metal superpuestas unas con otras. Si estas láminas fueran de aluminio estaríamos hablando de otro producto denominado “persianas de aluminio
  • Deben tener un rollo. Por este motivo se llaman también cortinas enrollables o con rollo, que se forma al subirlas.
  • Deben tener un sistema que permita subirlas y bajarlas. Este sistema puede ser manual o automático (motorizadas).  Estas últimas se denominan también cortinas automáticas o automatizadas.

Las tres características anteriores conforman la esencia de las cortinas metálicas; un filósofo hablaría del “ser” o “estrato ontológico” de las cortinas metálicas, ya que si careciera de cualquiera de dichas características no sería una cortina metálica o ¡no funcionaría!

Bueno, pero mejor mantenerse alejado de elucubraciones filosóficas y veamos cuales son los componentes más importantes de toda cortina metálica:

  • Paño o Tela: básicamente podemos tener 3 tipos distintos: telas lisas, telas microperforadas y malla americana. Además, las telas lisas y microperforadas  pueden ser de doble nervio, lo cual les da mayor firmeza y rigidez. Como vemos, tenemos varios tipos de donde elegir, dependiendo de nuestras necesidades.
  • Rieles o Guías: van instalados a los costados de las cortinas y permiten su desplazamiento vertical
  • Ejes: son los componentes que afirman las cortinas y van instalados horizontalmente en la parte superior, desde donde cuelgan.
  • Zócalos: son los componentes que van instalados en la parte inferior de las cortinas, dándoles un contrapeso. En el caso de las cortinas manuales, incluyen una manilla para poder subirlas o bajarlas manualmente.
  • Motor: el motor va instalado en los ejes y solo se aplica para el caso de las cortinas automáticas o motorizadas

Además de los componentes anteriores, existen otros que son opcionales, como por ejemplo:

  • Taparrollos o Cubrerrollos: como su nombre lo indica permiten cubrir el rollo de las cortinas metálicas, ya que éste no se ve muy atractivo a simple vista.
  • Perfiles o Pilares: son fierros que permiten estructurar las cortina metálicas, es decir, se utilizan para dar un marco de apoyo que permita acoplarlas a los muros. De esta manera, la cortina se instala sobre los perfiles y son éstos últimos los que se acoplan a los muros. Generalmente se utilizan en recintos que no poseen las condiciones requeridas para instalar (soldar)  las cortinas metálicas.

Para mayor información ver artículo relacionado Introducción a las Cortinas Metalicas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>